domingo, 4 de enero de 2009

La Palabra

No quiero pensar siquiera cómo una
palabra podría sonar tan
estruendosa en un oído cualquiera,
la palabra es un ser de otro mundo,
que hace y deshace según venga en
el tono. Una palabrita tiene la
fuerza suficiente para poder crear
algo, un sonido, una ilusión; pero
exactamente con la misma fuerza y
poder creativo puede girarse en 180
grados al rededor de su eje y
ocacionar lo que ya todos sabemos y
tenemos miedo a nombrar... y que,
por razones obvias no será plasmado
en otro lugar más que en la
imaginación.


La palabra es el verdugo letal de
ese espacio adorable que le sigue
al punto final, ese rinconcito
(nunca suele ser tan extenso, salvo
en contadas ocaciones) pacificador
(personalmente hablando) que
llamaremos silencio.


El silencio es, por consiguiente,
la más debil sombra que se esconde
bajo la palabra, o de la palabra.


La palabra sale del peor enemigo
que pueda poseer el hombre, pero
eso no la convierte en traidora,
simplemente hay que saber
utilizarla, porque hay que entender
que es una buena creadora, así como
tambien... bueno, ya lo saben.

La palabra es la
Ma-te-ria-li-za-ción

de una idea,
sí, eso;

la imaginación palpable.
La palabra sólo con la palabra se
combate. sí.




(Espero Comentarios)

2 comentarios:

Claudia =) dijo...

Hola victor =)
me gusto ver una entrada
pero mas me gusta que escribas
hace bien
y acerca de la entrada
es verdad que las palabras tienen distintos significados, con el tono que se diga.. eso cambia muchooo el significado ..
tambien no se puede vivir .. solo de palabras ay ke ver los echos.. son esos los que perduran
ojala solo se combatiera solo con la palabra... y no caer en luchas que provocan la muerte..

eso creo de las palabras xD

y del silencio.. a veces necesito de el.. constantemente en realidad! porque ay palabras que uno no kere escuxar...y es mejor que este invada ese momento


ya chao pescao =)

V í k t o r dijo...

Bueno, ya no los espero


Yo No Sabía Que No Tenerte Podía Ser Tan Dulce Como Nombrarte Para Que Vengas, Aunque No Vengas... Y No Haya Sino Tu Ausencia, Tan Dura Como El Golpe Que Me Di En La Cara Pensando En Vos...



.