sábado, 2 de mayo de 2009

Íntimo...

Donde Estás?
Donde Estás
Lluvia Mía,
Hembra Húmeda
Que Me Empapa
Los Ojos Y
Me Besa Los Labios.

Vente como Una Avalancha
A Terminarme...
Ven con Violencia
Y Arráncame La
Carne Del Labio
Que No Te Quise
Dar Antes.

Voltéame El Corazón
Con La Furia
Del Tuyo,
Quiero Ser Nada
En Un Momento Íntimo.



7 comentarios:

Anónimo dijo...

:)

eve.

Ross dijo...

Definitivamente ya se porque esperaba con demasiadas ganas otro de tus tarareos.....

Muy bonito......

Las ganas son engañosas, las añoransas duelen...... Los deseos se transforman en pequeños demonios cuando la verdad se aparece ante nuestros ojos como las piedras bajo los pies................

Saludos viktor...............

Ross dijo...

lo haces intencionalmente
eso de dejar esperando por mas.............

V í k t o r dijo...

jajaja, no ross... Definitivamente no, a veces el estado de animo no permite escribir muy seguido. Seguro que me entenderás =)
Más tarde publicaré otro, como adelanto del libro que temgo listo pero me niego a publicar.

Muchas gracias por todo tu apoyo e interés

Ross dijo...

jajajajaja
entiendo lo del estado de animo.....
me pasa extremadamente seguido
Mi produccion de escritos propios (estilo poemas y eso) es bastante escaso...

Y muchas gracias por la firmiux que me pusiste en lo de la influenza mental
Me estoy recuperando
con pequeñas dosis de guitarra.....
Con pequeñas dosis de unode mis libros favoritos

Y ahi voy poco a poco de regreso a la animada vida mental......

Yeah!!!!!!

Me encanta lo que escribes... por cierto.....

Anónimo dijo...

me gusto muchisimo...escribes lindo y bien profundo calan tus palabras....mmm..buenisimo

saludos victor.

jocelyn.

melissa dijo...

Cuánto tiempo sin leerte Víctor...

Se aprecia una hondura distinta, y reafirmo que en la libertad del verso está tu máxima expresión, cuando nada te ata a cálculos fríos logras cosas como éstas, la sutileza con el desgarro sensualoide no se disputan en tu poesía, trabajas bien la graduación de las intensidades.... Eso es lo que veo...

Besos primo, y dale!


Yo No Sabía Que No Tenerte Podía Ser Tan Dulce Como Nombrarte Para Que Vengas, Aunque No Vengas... Y No Haya Sino Tu Ausencia, Tan Dura Como El Golpe Que Me Di En La Cara Pensando En Vos...



.