viernes, 3 de julio de 2009

Poema Cancion (Juan Guzmán Cruchaga)

Alma, no me digas nada,
que para tu voz dormida
ya está mi puerta cerrada.

Una lámpara encendida
espero toda la vida tu llegada.
Hoy... la hallarás extinguida.

Los fríos de la otoñada
penetraron por la herida
de la ventana entornada.
Mi lámpara estremecida
dió una inmensa llamarada.
Hoy... la hallarás extinguida.

Alma...no me digas nada
que para tu voz dormida
ya está mi puerta cerrada.

2 comentarios:

Ross dijo...

hola
hace mucho no comento
perote mando saludods, espero estes muy bien
y pasate por mi blog
me tienes abandonada....
jejejejejejeje

comentame
pues sabes que necesito tu opinion......

Charles dijo...

estoy


Yo No Sabía Que No Tenerte Podía Ser Tan Dulce Como Nombrarte Para Que Vengas, Aunque No Vengas... Y No Haya Sino Tu Ausencia, Tan Dura Como El Golpe Que Me Di En La Cara Pensando En Vos...



.