domingo, 2 de agosto de 2009

Corto

Ese sonido que produce el éxtasis particular de la luna, ese pulcro lamento agonizante de la nova, esa intensa frecuencia de movimientos circundantes, ese singular ángulo agudo que penetra la estrella, es la que me hace esperar tu llamado.

Así como la luz cuadrada del mundo, asi como el ámbito radiante de tu cuerpo.

1 comentario:

melissa dijo...

hola primo querido...qué bueno que pusiste tu blog en el msn!!1 ya no me acordaba cómo entrar.... :)

Me gusta tu "Corto"...es un agrado leerte después de tanto tiempo...

:) Me alegra percibirte más feliz... Abrazo :)


Yo No Sabía Que No Tenerte Podía Ser Tan Dulce Como Nombrarte Para Que Vengas, Aunque No Vengas... Y No Haya Sino Tu Ausencia, Tan Dura Como El Golpe Que Me Di En La Cara Pensando En Vos...



.